viernes, octubre 24, 2008

Lo amaba con todo lo que significaba la palabra todo II

Querido Diario:

Hoy me sentí la mujer más amada del mundo. Es tan hermoso, tan tierno. Es el hombre que siempre estuve esperando. Me hizo sentir algo que jamás había experimentado y su amor ¡ay, su amor! es infinito. Paseamos por el parque, no sentamos en una banca y comenzamos a besarnos. Al principio fue extraño pues nuestros labios no estaban acoplados, sin embargo solo bastaron unos minutos para saber que debíamos estar así, para saber que eramos lo correcto. Había tanta dulzura en sus ojos y sus manos eran tan cálidas que mis dedos entrelazados eran como telarañas en un rosal. Adoré su forma de hablar, su sonrisa, su sentido del humor; tocar su cabello castaño y su pequeñito lunar café en la mejilla me provocaban robármelos para siempre. Pronto tendrás su rostro aquí guardado pues le tome una foto cuando observaba el horizonte. Hermoso. Dice que vendrá mañana para que disfrutemos de alguna película y yo sencillamente me pregunto ¿cuando llegará el día en que cojamos hasta cansarnos en algún motel barato?.

1 comentario:

..:: Shinji Ikari ::.. dijo...

no sé, tus palbras me ha hecho sentir triste y melancolico y miserable y no entiendo en realidad por que...
Quizas sea que el amor es de dos y el tercero queda convertido en algo inexsitente y menos importantes que el podazo de caca que pisa el ser amado.

Saludos!
:D