sábado, diciembre 22, 2007

No voy a causarte más de dos problemas

Ya será la segunda navidad que pasaremos aquí en casa y pensé que nunca lo diría pero me encantan las fiestas de esta manera. Disfruto más estar cerca de mi ambiente y dejar de modelar o finjir sonrisas cuando no lo siento es muy grato. Aunque tal vez vaya hacer diferente pues con el fallecimiento de mi abuelo a uno que otro se le ha movido la sensibilizada y llaman y se preocupan y preguntan y contestan y dicen y quieren. Qué cosas. Adoro a mi familia pero entre más crezco me doy cuenta de que somos unos extraños. Llamarlos tíos y primos ya es costumbre. No es tan lamentable como parece.
El punto es que me siento tranquila, agradecida y nostálgica. Los años pasan y yo sigo aquí, así que eso ya es ganancia y hay que disfrutarlo.
Y por fin tengo un propósito de año nuevo, lloraré sangre al tratar de lograrlo pero estoy muy motivada y voy con la firme convicción de soportarlas toda mi vida. Empiezo a ver el lado positivo de esta nueva manera de vivir ja, ja, ja.

1 comentario:

Estoy harta dijo...

A mi me gusta pasar navidad en mi casa y abrir los regalos temprano, me cagan las tías mamonas que dicen
'hasta despues de la media noche', que chinguen a su madre, jaja, en mi casa yo hago lo que quiero y punto.
Saludos!