jueves, marzo 08, 2007

Pienso que soy paranoica y complicada, pienso que soy paranoica y manipuladora.

Malditas cucarachas. Hay algo que me paraliza y no puedo matarlas. ¿Miedo? Pssst... ¡JA! ¡Claro que no!... pero son tan... tan... tan... ELLAS, que simplemente el hecho de ser taaaaan ellas, me causan un sentimiento incómodo y despreciable por su estancia terrestre. Me gusta la naturaleza y no estoy en contra de ella apesar de que la mayor parte de sus partecitas me dan alergia, pero aún así la respeto y creo que con eso de las cucas como que si se le paso la mano ¿no?. Para colmo, ya saben mi suerte, siempre tienen que cruzarse en mi camino a donde quiera que voy. Suelo ser una persona bien linda y tolerante, es por eso que estaré esperando las razones positivas de su existencia, ya que considero que las cosas tienen sus porqué's apaciguando las ansias del saber.
A lo mejor en mi infancia viví alguna situación traumática con estos actores de alcantarilla, pero por más que trato de recordar no me llega nada a la mente, así que eliminemos cualquier posibilidad mental transtornada.
También pudiera ser una moda. Desde la antigüedad la mujer se pinta como temerosa e indefensa por naturaleza y aunque se ha tratado de cambiar eso, admito que ha sido sumamente difícil tal cosa, puesto que la costumbre social nos empuja al abismo del "así tiene que ser" y la debilidad ante algo tan arraigado sale a relucir. Entonces pues, sospecho que a las princesas nos debe dar miedo todo de todo y anhelamos ser protegidas por algún caballero andante que aparezca con un Raid matabichos. Pero no sé, la moda me odia y como tal, he sido una amenaza para su evolución durante mucho tiempo, así que dudo que me pase eso jaja.
Pudieramos pensar que el color café no es de mi agrado, que las patas me producen asco y que las antenas se ven terriblemente nefastas. Sin embargo, demasiada superficialidad habría en todos estos argumentos por eso de que las apariencias engañan y mi opinión crítica hacia estos seres, quedaría volando en la charlatanería y se me tacharía de producir solamente lloriqueos femeninos.
Y para finalizar, aunque se escuche descabellada la idea y provoque en usted, querido lector lectora, un pensamiento de: ¡que mujer tan idiota!, cabe la posibilidad de que exista algún tipo de manejo psíquico-mental-espiritual-aterrador que esten provocando estas pequeñas malvadas en contra de la raza humana y que solamente existamos unos cuantos que percibamos esas vibras mal intencionadas y automáticamente declinemos al hecho de terminar con su corta, asquerosa e inservible vida. Así que vaya pensando seriamente que una chancla en mano, puede ser el acabóse para el futuro de los seres humanos. Cuidado.



Ok, exageré... y también al decir malditas cucarachas, pobrecitas bla bla bla... pero que quede bien claro que la víctima aquí soy yo y aunque mi sacrosanta madre siga diciendo: ¡ellas te tienen más miedo a ti! por lo pronto, me mantendré al margen de esos animales y de preferencia evitaré dicha acción para terminar con ellas.






♪...Love me, like me, come a head and fight me
Please me, tease me, go ahead and leave me...♪

4 comentarios:

aIDa dijo...

yo creo que a todo mundo le dan asco las cucarachas, menos a guillermo del toro por eso creo mimic... compra raidmatainsectos

meli dijo...

si en realidad son muy asquerosas...


saludos...


..una vez me cayo una en la boca... fue repugnante.. de hecho es asqueroso decirlo...


wuacala...

Julio César dijo...

Tssssss, yo me inclino mejor por los cigarritos....

Dejen a las cúcaras, que son raza superior!

Marian Vaughn dijo...

Las cucharachas son tus amigas we, ellas podrian ser tus Hadas madrinas, o sabes que? a lo mejor la ANNA te las pone para que te asustes, aunque no importe, porque me da gusto que derivadas de ellas encuentres inspiracion para escribir tan bonito we!