lunes, febrero 05, 2007

Que gran equivocación: no nos dijimos ádios.

Creo que mi reloj marca los segundos más lento...


Como verán, tengo dos caminos a elegir:

1. Puedo optar por el camino reflexivo y crear una sarta de pendejadas metafóricas que pongan a la intemperie todos los sentimientos más recónditos que guardo y tengan que ver con el tiempo, el espacio, la desdicha, la vida, los amores, la alegría, los besos y lo no-logrado etc etece.
ó
2. Centrarme en la realidad y ver que a mi reloj le falta una buena pila.

Mejor elijo ser la princesa del Rey de Chocolate con nariz de cacahuate
y que en vez de tener pelo le brotaba pura miel.

***

♪fue sencillo equivocarme

y fácil para ti juzgarme por un error♪

2 comentarios:

Ms.Orizschna dijo...

Yo voto porque metas a la licuadora la opcion 1 y 2....a ver que sale.
Siempre se necesita un poco de ambos.

52X Max dijo...

pero lo ke no sabes es ke ese rey, a pesar de ser tan dulce, tiene amargo el corazón