miércoles, septiembre 02, 2009

Ahora si va enserio, de verdad te digo...


Muchas gracias, es un honor para mí haber obtenido este premio ya tan esperado. Quiero dedicarlo, primeramente a Dios que me puso en el lugar indicado para ejercer mi trabajo y a mi familia que tardaron un poco en aceptar mi nueva vida laboral. También, cómo olvidar, al departamento en el cual estoy, hemos hecho un gran equipo y eso me motiva a seguir adelante aguantando sus pobres humanidades.
Y por supuesto se lo dedico a todos ustedes, cabrones insensatos, trabajadores de ésta bellísima empresa, que me los volví a chingar con los ojos cerrados aún cuando creían que ya había pasado mi momento, pues les digo con todo el orgullo y felicidad que me envuelve: ¡Valieron pa' puritita verga culeros!
Gracias nuevamente, ojalá tomen mi ejemplo y se pongan las pilas para saber qué se siente ser una triunfadora.



1 comentario:

patunio dijo...

FELICIDADES!