domingo, junio 28, 2009

Un farolito de ilusión

Ayer me sentí la mujer más anciana de la tierra y no me importó pues bailé como nunca y me divertí toneladas de amor. Fui al lugar más divertido de mi corazón y canté hasta quedarme muda. De vez en cuando uno debe ausentarse de sí para oler la vida y todo éste disfrute lo empiezo a comprender porque el mundo me come y me pierdo y solo quiero explotar en alegría.
No lo niego, he cambiado y mi mente viaja a mil por hora confundiéndome del ayer y hoy; me siento segura, perfecta, sincera, amante, perspicaz y aunque solo dure unos cuantos segundos de esperanza, dejaré que fluyan, así nada más.




¡FELIZ CUMPLEAÑOS ALEIDA!

1 comentario:

..:: Shinji Ikari ::.. dijo...

a veces me pregunto si el que sale a divertirse es el verdadero yo y la melancolia solo una farsa que se ha hecho del poder por la cobardía del otro...