sábado, diciembre 27, 2008

Te estoy amando aún entre estas frías cosas.

Ya se acabo la euforia por los temblores y sus novedades, así que está demás hablar de ellos y las estúpidas reacciones que tenemos y es por eso que lo veré más como un antecedente histórico para las próximas generaciones dentro de mi familia y me dispondré a decir:
¡No mames cabrón, puto temblor, si me metió un pinche susto!
Algún día este blog quedará registrado en alguna cápsula del tiempo y estaré muy contenta pues siento que mis palabras expresan el miedo y la locura que nos invade cada vez que la tierra se mueve vigorosamente. Gracias.



♪:::::::::::::::::::::::::::::♪
Yo quisiera ser la luz

que iluminó tu rostro
aquella noche de Febrero
♪:::::::::::::::::::::::::::::♪

1 comentario:

..:: Shinji Ikari ::.. dijo...

Yo estaba chateando contigo jajajajaja. Estabas histerica y quice darte una cachetada para que reaccionaras pero estabas muy lejos.

Saludos!
:D