miércoles, junio 25, 2008

Y puede que te espantes y no quieras venir...

Hoy se presentó tu inquietud sin avisar. Me dijo que aún estás en el aire que respiro y que posiblemente yo en el tuyo. No hay nada mejor que un instante de ti y nada peor que mirar tus ojos sin amor. Me di cuenta que no haz cambiado y que los detalles son los mismos. Nuestra historia se plasma en otros y repetirnos me da tristeza.
Por lo pronto y por lo despacio, te dejaré en paz. Lo prometo. Y si hay alguna cosa de la que tenga que arrepentirme pues debo decir que fue haberle dicho no al niño que me gustaba en cuarto grado de primaria cuando se me declaró. Como verás estoy completa y convencida de que la culpabilidad no está en mi vocabulario.




♪ y que yo no aguante
y no te deje ir

1 comentario:

.:.Tapiocadas.:. dijo...

susan no te preocupes, i lov yaaaaa