sábado, octubre 27, 2007

I have, you have... everybody havemos

No me considero una persona violenta, pero esta visto que en ciertas ocasiones nuestros impulsos nos dominan haciendo que nuestra mente se nuble y solo veamos la palabra enojo en el aire. Recuerdo que hace tiempo fui presa de una situación que me causó mucho coraje pues implicaba ataques hacia mi santa madre.
Mi hermano formaba parte de un equipo de futbol, que por cierto era bastante malo y como mi amá fue y será una futbolista empedernida, se sentía muy emocionada de que alguno de sus hijos haya heredado esa pasión. Hubo un tiempo en que mi papá se hizo cargo del equipo y fungía solo como el patrocinador, demostrándole a mi hermano su total apoyo. Entonces pues, mi querida madre se creía la "coach" del equipo y empezó a "dirigir" ha su modo, apesar de que había una persona que realizaba dicha tarea.


No es un secreto para todo aquél que me conoce, que no es de mi agrado tal deporte y para mí asistir a ese tipo de eventos la verdad me ocasionan mucha flojera, pero en ese entonces lo utilizaba como un modo de distracción para tijeriar a cuanto muchachón piernudo andaba por ahí disque practicando. En ese entonces mi madre se ponía en las bancas para animar a los muchachos y yo en las gradas para alcanzar a ver "el partido" y hubo un día en el cual el entrenador no pudo asistir y ella ahora sí, tomo las riendas del equipo.
Ibamos perdiendo y la mortificación no se hacia esperar, aparte la porra del otro equipo era un tanto... como decirlo... cagasones en algunos comentarios. Había una tipa muy corpulenta diciendo bastantes tonterías y si mi madre les decía un comentario como: vamos muchachos, pateen bien el balón, ella se limitaba a decir: aaay, chamacos pendejos, les están diciendo que pateen el balón pues... y una malévola carcajada salía de su grasoso interior.
Eso al principio a mi no me molesto en lo absoluto pues yo pensé que solo sería por un momento. Y la verdad fue que no. Disculpara usted, querido lector lectora, la pronunciación de ciertas palabras altizonantes pero me gustaría darle un toque de realismo a esta historia.


Empecé a molestarme y me preguntaba ¿qué clase de tipa, comiendo frituras con chile, podía gritarle a la persona que me trajo al mundo? Pues una vieja estúpida sin educación.
Yo estaba en la misma cera de las gradas que ella pero un poco más arriba y podía ver y oír todo lo que decía. La gota que derramó el vaso fue la simplona carcajada cuando metieron otro gol por parte de su equipo y se mostró un tanto altanera, y por que no decirlo, una desgraciada. No lo soporté y grité: bueno, ¿qué te traes?, ya cállate el pinche hocico ¿no?. Sabía que me conterstaría, aunque mi ilusa mente llegó a pensar que no y me responde: Pues ven y callame mocosa pendeja. ¿¡Mocosa yo!? me dije, pero tenía razón, yo solo contaba con la escasa edad de 15 años y la verdad es que ella ya se miraba muy corretiada así que le dije: Déje de estar chingando y siga tragando frituras pinche vieja idiota. Fue ahí cuando me paré y baje unas cuantas gradas, para esto mi madre ya me estaba gritando cosas de que me callara y así. Solo por que ella lo pidió desistí de la idea de ir hacia ella y ponerle un buen putazo en la cara.


Si hay algo que me haga molestar tanto como para tirar chingazos es que insulten, agredan, griten o ataquen a mis seres queridos y más si es a alguien de mi familia. Llegó a desconocer cuál sea el limite que tengo y la verdad me asusta un poco la idea pues he llegado a sentir repudio aún cuando solo me lo platican ¿Imaginense si lo llegará a escuchar como aquella vez?
La neta es que yo no me rajo. Pero tampoco estoy tan pendeja como para estar de acuerdo con la violencia no sin antes tener una buena plática. La comunicación y el entendimiento hacia las personas es una buena mezcla para no dejarte llevar por tus impulsos.
Hay que enojarnos con inteligencia.


Pero por lo pronto puedo confesar, con mucha tranquilidad, que si llegará a ver de nueva cuenta a esa tipa, ahora si que me la puteo jajaja.



***
Si
supieras
como
extraño
el
roce
de
tu
voz
♪•♪•♪

2 comentarios:

Jaypolmx dijo...

Ps enojarse con inteligencia está cabrón, ¿no?
Bueno, a mi me pasa que se me nubla la razón.

HtR NcR dijo...

simplemente le gana auno la rabia y se deja ir sobres el ke te peskes jeje xD
Pero tambien como seres humanos psa blar y tratar de arreglar las cosas cuando ya no hay de otra ps a darle placer ala bilis.

yo digo no es nada del otro mundo