sábado, octubre 10, 2009

Mejor me voy explicando bien a falta de precisas conclusiones...

Aglomeraciones: qué ritual tan necesario. Repegar sus pieles, caminar en conjunto, sudores de mil ocho mil y unos cuántos manotazos en tus nalgas. El contacto de un puñado que tienen algo en común. Ser parte es lo importante ¿sabes? Te transformas como un pobre mortal perdiéndote entre sus cuerpos llenos de moda y preocupaciones. Caminas, te detienes, observas, compermiso y el ciclo se repite. Me encanta. Somos tan ciclados tan iguales. Vaya que la soledad se comparte, me queda claro.



2 comentarios:

J. A. Méndez dijo...

Suena a que fuiste a las fiestas del sol.

Aída Alvarado dijo...

Me encanto esto, me encanto linda :)